Buscar

Día de la Liberación Negra e Indígena



Para más información contactar a


Violeta Sanchez, +593 98 496 1077, violeta@colmenanalab.com

***COMUNICADO DE PRENSA PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA***


En el Día de la Liberación Negra e Indígena, más de 70 organizaciones de toda América emiten una declaración de resistencia contra el racismo, la discriminación y el colonialismo.


Organizaciones indígenas y afrodescendientes exigen poner fin a proyectos de desarrollo que aceleran el cambio climático, arrasan con sus territorios y con sus pueblos.

12 de Octubre, Quito, Ecuador. Más de 70 organizaciones de toda América, agrupadas en una coalición continental, presentaron una contundente declaración en la cual piden a los Gobiernos, Estados, organismos internacionales y de cooperación, acciones inmediatas para detener el racismo, la discriminación, y el colonialismo que hoy viven estos grupos. Además exigen poner fin a proyectos de desarrollo que aceleran el cambio climático, y arrasan con sus territorios y sus pueblos.


Estas organizaciones forman parte del Movimiento de la Liberación Negra e Indígena (BILM), una coalición de colectivos, pueblos, organizaciones de base y movimientos sociales de toda América que nació en 2020 con el objetivo de respaldar las luchas contra el racismo, la discriminación, la violencia, el colonialismo y los estragos del capitalismo racial.


Actualmente BILM posee un red de más 134 organizaciones, comunidades de base, colectivos y movimientos sociales de 22 países de Abya- Yala (América) y 5 redes continentales y globales.


“Estamos en un momento de la humanidad en que debemos estar unidos para enfrentar grandes retos como el cambio climático o la devastación de la naturaleza. Pero esto no puede darse si antes no enfrentamos problemas como el racismo o la discriminación. Por esto estamos unidos en BILM, porque no puede haber justicia climática, sin justicia racial“, explicó Leonardo Cerda, joven indígena kichwa de Ecuador y fundador de BILM.


Por su parte, Majo Andrade, miembro de la Guardia Indígena Yuturi Warmi, expresó: “La unión de los pueblos indígenas y afrodescendientes en este Movimiento de Liberación es un hecho sin precedentes. Estamos consolidando esta lucha colectiva con más fuerza. Al unirnos generamos más capacidades y visibilización de este proceso reivindicativo“.


Hoy 12 de Octubre, las organizaciones que componen BILM realizarán una serie de acciones de resistencia y visibilización en países tales como Estados Unidos, México, Honduras, Nicaragua, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Uruguay, Brasil, República Dominicana, Suriname y España. Estas acciones buscan llamar la atención internacional y elevar el nivel de conciencia entorno a la discriminación, el racismo y el colonialismo.


El documento presentado posee varias consideraciones en torno a la situación de los Pueblos Indígenas y Afrodescendientes, así como una serie de demandas para los Organismos Internacionales y Gobiernos, entre las cuales destacan:


  1. Medidas de compensación y reparación a nivel nacional, regional e internacional para resarcir las injusticias de las que han sido víctimas hasta la fecha de hoy contra nuestros pueblos.

  2. Respeto a los territorios, bosques, ríos, biodiversidad y minerales dentro y fuera de los territorios indígenas y afrodescendientes, pues no son recursos a ser explotados; por el contrario son fundamentales para nuestra vida y para la vida en el planeta.

  3. Que los Estados y empresas respeten y garanticen nuestros derecho al territorio, la autodeterminación y al manejo de todos los recursos contenidos en nuestras tierras, pues estamos cansados de ver como el modelo colonial-extractivista arrasa con la naturaleza y con nuestras comunidades.

  4. Cese a la criminalización de nuestros hermanos y hermanas que han sido asesinados, asesinadas, y agredidos por defender nuestros territorios, nuestros bosques, nuestra cultura y nuestra vida.

  5. Combatir la desigualdad y la injusticia que vivimos los pueblos indígenas y pueblos afrodescendientes que en nuestro día a día se traduce en mayores dificultades para el acceso a empleo digno, educación y servicios de salud, entre otros.

  6. Eliminar de los espacios públicos, los simbolos y monumentos que representen el colonialismo, genocidio, y supremacía blanca.

  7. Proteger, conservar y manejar de manera sostenible al menos el 80% de la Amazonía y otras áreas de vital importancia para el planeta para el 2025, en colaboración con los pueblos indígenas y afrodescendientes, reconociendo nuestros liderazgos.


En cuanto a los organismos internacionales, y de cooperación, la declaración demanda lo siguiente:


  1. Diseñar programas y acciones de la mano de actores indígenas y afrodescendientes para erradicar y luchar contra la discriminación racial.

  2. Asignar recursos y fondos directos para apoyar procesos colectivos de los pueblos indígenas y afrodescendientes.

  3. Implementar programas y acciones para superar desigualdades de género y discriminación social.

  4. Elaborar programas y acciones de cooperación internacional basadas en el fortalecimiento de los derechos humanos y de la identidad de nuestros pueblos.


“Exigimos que reconozcan los daños causados a nuestros pueblos y territorios y demandamos acciones de reparación. Al mismo tiempo hacemos un llamado a superar las relaciones de pensamiento colonial y discriminación que no nos permite avanzar hacia una sociedad más justa e igualitaria“, expresó Gema Tabares, represante del colectivo Afro Caracolas Saberes Itinerantes, de México.


Desde hace más de 500 años, los pueblos indígenas y afrodescendientes han sido víctimas de un sistema racista que vulnera sus derechos y los sume en la pobreza; prueba de estas vulneraciones son las cifras presentadas por el Banco Mundial que sostienen que los pueblos indígenas representan el 14% de población empobrecida y el 17% de la población extremadamente empobrecida en América Latina.


Además, este mismo organismo indica que la población afrodescendiente en Latinoamérica tiene 2,5 más probabilidades de vivir en pobreza crónica que el resto de la población mundial. Asimismo, la CEPAL asegura que la evolución de la pobreza y la pobreza extrema son más elevadas en personas indígenas y afrodescendientes en Latinoamérica, que representan el 48,8% y el 17,9% de la población empobrecida, respectivamente.


El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) asegura que el acceso a la educación de la población indígena es de 2,1% a la escuela secundaria y 20,5% a la educación primaria. Incluso, afirma que la población indígena cuenta con menor acceso a servicios de salud.


A su vez, el patrimonio promedio de una familia afrodescendiente es siete veces menor al de una familia blanca en Estados Unidos. Además, las personas afrodescendientes tienen dos veces más posibilidades de ser asesinadas como resultado de acciones policiales en dicho país, según el Urban Institute.


La realidad que enfrentan los pueblos indígenas y afrodescendientes en lugar de solucionarse tiene la tendencia de agravarse no solo en el continente sino en todo mundo, por ello el llamado de estas organizaciones insta a toda la humanidad a respaldar sus luchas y a promover la no discriminación en todas las formas y todos los espacios.



1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

INDÍGENAS ASESINADOS EN LA RESERVA DE BIÓSFERA BOSAWAS

Nos solidarizamos, como movimiento, con nuestros hermanos y hermanas de Nicaragua que se encuentran en resistencia frente a las amenazas extractivas. Exigimos que pare la violencia y el racismo. Los p